Decibelios Magazine

Los siete momentos más inolvidables de Puro Latino Fest 2019

0

 

Desde hace poco más de un año que acabara la edición debut de un festival que ya apuntaba maneras en El Puerto de Santa María, llevaban ya esperando muchas personas que llegase de nuevo la esperada cita estos pasados 2 y 3 de agosto. Finalmente, esas muchas personas han acabado siendo casi 30.000 y Puro Latino Fest comienza ya a consolidarse como evento ejemplar a nivel nacional de la música latina en exclusiva. Y es que la evolución en ese corto período de tiempo de apenas un año ha sido brutal: la celebración del festival ha pasado de una jornada a dos, ha tenido lugar en un recinto más amplio y la calidad del cartel no solo ha sido igualada (teniendo como referencia a Daddy Yankee en la primera edición) trayendo al municipio gaditano a todo otro rey del género latino como es Don Omar, sino que también ha sido superada contando en el cartel con artistas exponentes del reguetón más actual, como son Karol G o Anuel AA.

El line up completo era un auténtico súmmum de la música latina que prometía y mucho. Y así fue. Una heterogeneidad de estilos dentro del propio género urbano. Desde el más clásico, liderado por un Don Omar que hizo viajar en el tiempo a través de temas insólitos, hasta un estilo más trap y actual como es el de Anuel AA. Todo ello, pasando por nombres  de lo más envidiables para un cartel. El del viernes, además de por Anuel AA, estuvo compuesto por Maikel  Delacalle, Diana Ela, Borja Rubio, Henry Méndez, D´La Crem, Don Patricio, Pinto, Manuel Turizo y un DJ set de categoría de Manuel 2Santos, Alex Aviño, Karlos Nieto, Álvaro Guerra y José Peibol (aunque estos dos últimos finalmente no actuasen por atraso en la jornada y, por tanto, falta de tiempo). El cartel del sábado no era para menos, ya que además de ser encabezado por Don Omar, contaba de nuevo con el trío de DJ’s Manuel 2Santos, Alex Aviño y Karlos Nieto al comienzo y era seguido por Lérica, Karol G., Farruko, Justin Quiles, Don Omar, Juan Magán y Danny Romero.

En definitiva, nadie paró de bailar y para dar con las razones no hay más que admirar el amplio elenco de artistas que protagonizaron el festival y la gran marea de personas que trufaron el Polideportivo Municipal de El Puerto de Santa María. Ambos días cargados de constantes momentos especiales y únicos, quedando en muchas retinas y mucho más adentro, instantes, canciones y detalles como los siguientes.

 

Real(es) hasta la muerte

Como cabeza de cartel de la jornada del viernes, reinó sin duda el tan esperado Anuel AA. Tras innumerables peticiones de que el puertorriqueño viniese al festival gaditano, se consiguió e incluso fue lo que hizo que Puro Latino se ampliase a dos días. Fue por cuestiones de agenda del cantante el que se adheriera el viernes 2 de agosto al festival que contaba solo con la única jornada del sábado 3. Todo para que el chico del “real hasta la muerte, bebé” estuviese presente, y mereció la pena y la alegría. Fueron más de 16.000 personas las que pudieron “contar lunares” con Don Patricio y bailar “en La Habana” con Pinto. Pero sobre todo vibrar con colaboraciones  de Anuel AA, como Bebé y Verte Ir, o un tema imprescindible como fue el de Secreto, en esta primera jornada de Puro Latino.

Es aquí donde radica uno de los momentos más memorables del festival. El público esperaba con ganas la actuación del puertorriqueño y tanto fue así que no había más que admirar de embelesadas maneras la cálida entrega de la marea de personas que poblaban el Polideportivo Municipal ante Anuel AA. Como es sabido, el cantante es reconocido por sus “¡uh ah!”, sus “brrrrr” y el tan afamado “¡bebecita!” (que con el tiempo fue siendo atribuido a su reconocida pareja sentimental y musical, Karol G.) en sus canciones, casi como a modo de grito motivador. Ya no solo era un momento realmente épico cantar las canciones de Anuel AA junto a su voz en directo, sino también ver o más bien sentir la vibración de la voz de todo un mar de personas repitiendo esos “gritos” característicos del cantante a modo de coro, acto seguido de que los pronunciase él. Verle dirigir vocalmente el enorme público a su antojo era ver la viva imagen de todo un ídolo. Algo que sin duda, ponía los vellos de punta.

 

La cercanía de Karol G.

Si el viernes el recinto estaba repleto, el sábado no iba a ser precisamente menos. Habiendo sido colgado el sold out para la segunda jornada de Puro Latino (salieron algunas entradas oro a última hora), era muy notable que era el día que más fuerte se presentaba. Daba aún el sol en el escenario, proporcionando una luz única y propia de esa hora de la tarde y de la provincia gaditana, cuando subía a la escena Karol G.

Al ritmo de Pineapple apareció sobre el escenario, rodeada de flamantes bailarinas y una puesta en escena compuesta de lo más completa. Claro que tampoco faltaron Punto G y Mi Cama, con las que nadie se quedó sin mover las caderas. Créeme, su colaboración con Maluma,  también estuvo en el set list. Y por supuesto, Secreto y Culpables fueron la guinda de las emociones. Era imposible no corear estos dos temas sin pensar en el concierto que Anuel AA había ofrecido la noche anterior, como cantando juntos pero separados por una simple barrera espacio-temporal.

La “bebecita” por excelencia fue ese tornado de fuego que arrasó Puro Latino. Y es que ver bailar a la cantante colombiana era ya un espectáculo en sí. Su voz en directo a veces se torna incluso dulce a la par que canalla, lo que conlleva una combinación explosiva que a su vez hace de Karol G. una artista que impone mucho sobre el escenario. La calidez que desprendía fue aún más real cuando hizo subir desde la zona de Platino más cercana al escenario a una pequeña fan suya y que emocionada miraba a la cantante de Medellín mientras esta la invitaba a empezar a cantar con ella Ocean. Las emociones a flor de piel estaban servidas y quedaba con ello otro de los momentos marcados a fuego de este Puro Latino. El final, todo un guiño: al igual que hizo Anuel AA la noche anterior, Karol G. acabó su concierto con China, el último éxito con el sample de Ella me levantó de Daddy Yankee en el que colaboran, además de estos últimos mencionados, Ozuna y J Balvin.

 

Hay un party después del party

Que se llama el afterparty. ¿Con quién? Es con nuestro amigo Justin Quiles. Y es que qué ganas tenía el público de bailar en directo el tan sonado Cristina. Tanto era así y el cantante lo daba tan por hecho que su show comenzó de la mano de dicho hit. Fue escuchar el “hay mucha demencia” y el público ya daba saltos a sabiendas de lo que se venía. Cuando se dice que era “una marea de personas” no es exageración, y mucho menos cuando de repente como parte del espectáculo, surgían dos enormes delfines en mitad del público que parecían surcar los ritmos que imponía Justin Quiles. No faltaron  Si ella quisiera, Qué más pues, Mujeres, Yo no Quiero Amarte y Cuaderno entre muchos otros temas fruto de colaboraciones que se tornan imprescindibles. El cierre, de nuevo, volvía a ser a ritmos de Cristina… Sin duda, ese éxito que había marcado otro momento más de la noche.

Don Omar, más que leyenda

Es difícil explicar que el simple hecho de que Don Omar esté sobre el escenario, ahí, delante de todos los presentes, era ya de por sí un auténtico momento para recordar siempre. El puertorriqueño anunció su vuelta a comienzos de este 2019 después de despedirse de la escena en el verano de 2017 con su Forever King The Last Tour, y contemplarlo era sinónimo de sentirse una persona afortunada. Y por supuesto, sinónimo de viajar en el tiempo… Al igual que sucedió el año pasado con Daddy Yankee y sus temas como Gasolina o Ella me levantó, Don Omar hizo lo propio.

El público arrancó la nave y viajó más de diez años atrás para moverse al ritmo de Guaya Guaya, Virtual Diva, Baila Morena, Dile, Pobre Diabla o Dale Don Dale. La atmósfera creada a lo largo de esos temas era meramente especial, en la que todo el festival al completo se encontraba inmerso. No importaba nada más allá que bailar sin parar aquellas canciones que no solo hacían bailar, sino también regresar a un tiempo pasado en el que mientras eran bailadas por aquel entonces, cada persona era una persona distinta a la que era ahora. Mirar al escenario era volver al presente pero hacerlo con miles de recuerdos en los brazos y es por ello y por la calidad de sus canciones que Don Omar hizo a todo el recinto ser increíblemente feliz y sentirse afortunado de estar viviendo algo como aquello. Larga vida a los clásicos, tanto temas como cantantes. Al reguetón en sus comienzos.

 

De bandoleros y delincuentes

Sonaban los primeros acordes de esa canción en la que Don Omar comenzaría diciendo “aunque digan que soy…” y fue el público quien continuó cantándola fielmente. ¿Podría ser Bandolero una de las canciones más esperadas? Era Bandolero una de las canciones más esperadas. Lo que no lo fue, la aparición sorpresa de Farruko sobre la escena. Tras saludar y abrazar a Don Omar, continuó cantando Delincuente, lo que supuso una perfecta simbiosis al ser Bandolero un sample de este último y gran exitoso tema del propio Farruko, ademaás de Anuel AA y Kendo Kaponi. Un encuentro entre ambos artistas que suponía algo mucho más que simbólico, mucho más que la unión entre lo pasado y lo presente, entre dos eras. Tanto es así que ya ha sido confirmado por Don Omar un remix de Delincuente. Encuentros que dan para mucha magia. Otro momento a recordar.

Tú no bailes solo, Don Omar

Juan Magán tampoco quiso faltar a la fiesta que había montado Don Omar. Al ritmo de su mítico No sigue modas, el barcelonés subió también a la escena del puertorriqueño para interpretar con él uno de sus temas estrellas. Otro momento cuanto menos especial, y es que no todos los días se ven a todo un rey del electro latino y a todo otro rey del reguetón juntos en el mismo escenario. La liaron y mucho, viajando de nuevo a través del tiempo. Poco que añadir también a la que lió Juan Magán en su show posterior al de Don Omar, en el cual la nueva versión con Camela de Cuando zarpa el amor o el Bésame, su nueva colaboración con David Bisbal, enloquecieron a todos los presentes. Sin dejar atrás grandes temas como Usted o Ni la hora, colaboraciones con Mala Rodríguez y Ana Guerra respectivamente entre muchos otros que transportaron por momentos a Puro Latino Fest 2018.

El Punto Final de Danny Romero

Con permiso de Justin Quiles y Cristina, hubo afterparty. El protagonista fue Danny Romero, que se encargó de cerrar la noche y todo Puro Latino Fest 2019 pinchando grandes temas bien conocidos de la actualidad y no tan de la actualidad. Justo conforme se aproximaba el final de los finales, qué mejor que precisamente Punto Final, uno de los temas más clásicos del canario y con el que todo el público que se negaba a abandonar el festival bailaba como si no hubiera un mañana. Claro que una de las que más esperaba todo el mundo era el mítico Agáchate, con el que todo el público tenía bien claro como bailar dicho tema, o también Motívate. Quedaba así una imagen cuanto menos curiosa para el recuerdo.

 

Son muchas las teorías sobre artistas que podrían componer el cartel de Puro Latino Fest 2020 y los deseos de todos los seguidores de volver a vivir una fiesta de la música latina tal como la que se ha vivido ya en dos ocasiones. El listón de momento queda considerablemente alto y las expectativas “son reales hasta la muerte”. Sin embargo, viendo la evolución del festival en tan solo dos ediciones, es bien sabido que para el próximo verano serán, si cabe, superadas con creces.

 

¡Encuentra en nuestro perfil de Instagram la fotogalería completa!

Leave A Reply

Your email address will not be published.