Decibelios Magazine

Mahmood conquista Barcelona a base de talento

0

Italia puede presumir de sacar lo mejor de su música año tras año al Festival de Sanremo. La fórmula es sencilla: un gran altavoz en el país, una proyección internacional para el ganador en Eurovisión, y una manera magnífica de poner al artista en el mapa. Algo así ha pasado con el italoegipcio Mahmood.

Con un recorrido fulgurante, Mahmood sería capaz de ganar el Sanremo Giovanni, el Campioni y ser segundo en Eurovisión en unos nueve meses, un hito que bien vale una gira mundial que ayer hacía su primera parada ibérica en Barcelona. Razzmatazz fue escenario de un concierto donde de la mano de su primer disco, Gioventù Bruciata, la principal sala del club se llenó hasta los topes de una mezcolanza digna de análisis: la de más de dos tercios de italianos ansiosos por ver a su ganador de Sanremo, frente a un tercio español que había caído en las redes del rapero italiano del momento. 

Foto: Luis Mesa

El cocktail estaba servido, y previo a una sesión de su Dj, el que dejaría paso posteriormente a un bolo íntegro con banda, Mahmood aparecía en escena con un show corto pero intenso. Presumiendo de una capacidad vocal que no se le intuía en Tel Aviv ya que Soldi no exprimía al 100% su torrente de voz, en un tono intimista las canciones comenzaban a caer ante el coro perenne de sus compatriotas. 

Remo, Anni 90 o Gioventù Bruciata eran los primeros platos de un menú excelente a manos del milanés, en el que la batería y la banda complementaba un disco de por sí cuidado al detalle. Siempre agradecido por estar en el país, y flipado por ver tanta gente congregada, incluso el italoegipcio se atrevía a recordar el ‘Trá Trá’ de Rosalía al recibir un abanico del público: la comunión era total.

Foto: Luis Mesa

A la hora de ver cantantes eurovisivos, se repite siempre la misma historia: la necesidad de escuchar la canción que llevaron al Eurofestival es algo presente desde el primer acorde del evento. Con Mahmood no iba a ser diferente, y el intérprete lo sabía. Dejando el muy personal Uramaki como telonero al tema, y guardándose su último single, Barrio, para el one more thing del mismo, Soldi sin duda fue la gran explosión del concierto, y por eso os lo hemos grabado (con sus consiguientes chillidos míos durante los tres minutos).

Foto: Luis Mesa

De esta manera, en apenas una hora Mahmood dejaba su primera impronta en tierras españolas de manera brillante. Un concierto de esos que pese a estar lleno hasta los topes, te daba a pensar que quizá sería el último en una sala de ese estilo para dar paso a grandes pabellones. Y es que el crecimiento fulgurante del trapero italiano parece no tener techo, y luego de haber coronado Italia y casi hacerlo a nivel europeo, ayer ponía sus pies al costado del trono en España.

El concierto se cerraba con Mahmood reliado en una bandera gay, siendo la mejor imagen de la figura que representa. En tiempos de Salvini, un italoegipcio sin prejuicios ganaba Sanremo, quedaba segundo en Eurovisión, y su letra consciente daba la vuelta al mundo. Todo, en 365 días. No nos atreveríamos a decir qué será lo siguiente.

 

FOTOGALERÍA DEL EVENTO: https://www.instagram.com/p/B4hgGGvKHYq/

 

Leave A Reply

Your email address will not be published.